Recomendaciones domesticas para acabar con los olores desagradables en vuestras cañerías

En muchas ocasiones lo olores desagradables provenientes delas tuberías en los baños o en la cocina, así como de otros lugares en vuestras viviendas. Olores insoportables a humedad que usualmente vosotros tratáis de cubrir con ambientadores comprados en comercios, pero recurrentemente los olores desagradables aparecen sin más.

Con el fin de acabar con estos olores que nos perjudican tanto, hallamos cientos de productos químicos en los almacenes, los cuales prometen solucionar el problema y acabar con el mal olor, estos productos están compuestos de soluciones abrasivas no solo para los conductos sino que terminan contaminando enormemente las aguas las cuales van directo al ambiente, además que expelen gases que pueden ser bastante dañinos para la salud. Nuestro objetivo es recomendar una sencilla receta que podéis preparara en vuestras casas, y que además cuenta con sustancias sencillas y no muy costosas, con la cuales podrás eliminar eficazmente con la avería pero sobre todo el mal olor.

Receta para acabar con el mal olor en vuestras cañerías

Nada mejor que ingredientes caseros y que además no son nada dañinos para el ambiente que los que vamos  a utilizar en esta sencilla receta, el agua caliente, ideal para desintegrar cualquier acumulación que se encuentre en el conducto, el vinagre blanco que ayuda en la desinfección del mismo y el bicarbonato de sodio ayuda a desintegrar y despegar cualquier cumulo que este adherido a las paredes de las tuberías, es decir, despegan, desinfectan y purifican la zona logrando hacer la labor de forma eficiente.

Forma de acabar con olores desagradables en vuestras cañerías

Dispondremos de medio litro de agua, un vaso de vinagre blanco y tres cucharadas de bicarbonato aproximadamente.

El procedimiento correcto para realizar esta receta y lograra hacer la tarea, es colocar en una olla a hervir el medio litro de  agua, en el momento que este en punto de ebullición, se le colocara el vaso completo de vinagre blanco, dejaremos allí para que se integren completamente.

Por otra parte, colocaremos las cucharadas de bicarbonato de sodio dentro de las tuberías o cañerías que estén emitiendo malos olores y se encuentren tapadas.

Se procede a vaciar el agua y el vinagre a través de la tubería, estas sustancias se mezclaran y estas se accionaran de forma efervescente, esto que sucede  no es motivo de preocupación, es una reacción que normalmente sucede.

Se procederá a dejarlo actuar por varias horas, mejor aún si se deja actuar por más de una noche completa, con el fin de obtener resultados satisfactorios. Estos procedimientos se pueden realizar periódicamente, una vez cada semana, y así vosotros lograreis mantener en buen estado y libre de olores desagradables vuestras cañerías.

A que se deben los olores desagradables en vuestras cañerías

Hemos dado la información necesaria para solucionar y hacerle el mantenimiento adecuado a vuestras cañerías en caso de presentar olores fétidos que podrían perjudicar vuestra salud directamente. Es importante tener en cuenta que el evitar que se produzcan estos olores desagradables en gran parte se debe a vuestros propios hábitos, en esta sección recomendaremos ciertas acciones para evitarlos.

Uno de las principales sustancias que se descomponen en vuestras cañerías, es cuando arrojamos todos los restos de comida a través de los desagües, lo ideal es utilizar cestos de basura para ello, o algún tipo de filtro que evite que estos se trasladen a zonas en donde podrán acumular, descomponerse y  emitir olores en estado de putrefacción.

El jabón que usáis en vuestros lavaplatos, con el paso del tiempo, se van convirtiendo en una especias de grasa que se va adhiriendo a las paredes de las cañerías y estos a su vez emiten olores fétidos. Esta recomendación es difícil de evadir, pero si logramos encontrar en los comercios jabones que sean menos abrasivos estos serían ideales ene estos casos

Existen algunas zonas de los conductos en donde se acumulan y depositan aguas, están comienzan a desprender malos olores debido a las bacterias que se desarrollan en ellas, para evitar esta situación, el mantenimiento constante evita que este tipo de cosas ocurran.

Las cañerías más antiguas, debido al tiempo en uso se dañan con más facilidad, además de ser el hábitat idóneo para la proliferación de gérmenes y olores desagradables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *