Blog

Cómo se debe usar la sosa cáustica para desatascar

¿Has escuchado hablar alguna vez acerca del hidróxido de sodio? Probablemente no con ese nombre, pero estamos seguros de que sí habrás oído sobre los efectos positivos que la sosa cáustica puede tener al momento de desatascar una tubería.

Lo cierto es que se trata de un químico perfecto para eliminar los atrancos de los desagües de las viviendas, dado que posee propiedades de tipo desengrasante y corrosivas.

Una de las ventajas innegables de la sosa cáustica tiene que ver con que podemos conseguirla, sin pagar demasiado, en sitios como supermercados e incluso perfumerías, es decir, se trata de un producto de fácil alcance para todo el mundo. Además no es un producto contaminante ni que afecte al medio ambiente, en caso de que eso te preocupe especialmente.

Por supuesto, igual tiene que ser utilizado por una persona adulta, manteniéndolo lejos del alcance de la piel como así también de las vías respiratorias.

Si pretendes desatascar tus tuberías usando sosa cáustica, lo primero que tienes que hacer es retirar el agua que se puede haber atascado en el lavabo o la bañera, y posteriormente, utilizando guantes, echar una taza de sosa cáustica en el desagüe o tubería.

A los pocos segundos, debemos lanzar dos tazas de agua hirviendo, ya que es la mezcla lo que conseguirá destacar tus tuberías o desagües. Cuando lo hayas hecho, esperarás un tiempo prudencial, aproximadamente unos 15 minutos, y luego tienes que repetir el proceso anterior, aunque agregando una taza de vinagre entre la de sosa cáustica y las dos de agua hirviendo. Si durante el proceso ves burbujas o escuchas efervescencias, no te preocupes.

En caso de que sigas teniendo los mismos problemas, una buena alternativa se encuentra relacionada con la posibilidad de introducir un cable o un alambre, doblándole ligeramente la punta, para intentar desatascar la tubería manualmente.

Si utilizando una vez este método no ha dado resultados, no insistas con el mismo ya que puedes provocar un daño permanente sobre tus instalaciones.

Cómo desatascar un wáter fácilmente

Desatascar un wáter es una tarea que, aunque poco agradable, tenemos que llevar adelante de vez en cuando si queremos que las instalaciones de casa funcionen de la mejor forma posible. Lo cierto es que no hace falta tener grandes conocimientos para lograr buenos resultados, y si no nos crees, sólo tienes que seguir algunos de los consejos y técnicas que vamos a enseñarte a continuación.

Lo primero es saber si el wáter está atascado, y es la parte más sencilla, ya que si cuando tiramos de la cadena, el agua no fluye como debería, tenemos un serio indicio de estar sufriendo este inconveniente, así que mejor actuar cuanto antes, claro.

El primer truco que vamos a enseñarte tiene que ver con desatascar el wáter con una fregona, que de hecho es una de las primeras alternativas en las que piensa todo el mundo. Lo que tienes que hacer es crear lo que se conoce como efecto de vacío. Si tienes una fregona habrás ahorrado bastante tiempo, aunque es necesario disponer de una sin agujeros.

Sólo tienes que introducirla en el hueco del inodoro, hasta tapar el conducto en su totalidad. La mueves hacia arriba y abajo sin despegarla en ningún momento, de la misma forma en la que utilizaríamos un desatascador, por ejemplo. Con algunos movimientos realizados, deberíamos comenzar a notar que el atasco cede.

Si no tienes buenos resultados con este procedimiento, vamos a recomendarte en segunda instancia que llenes la bañera o el lavabo con agua caliente, tomando cerca de un litro para arrojarla luego en el cubo del wáter. Esperas aproximadamente 5 minutos hasta que la grasa se remueva, y repites el proceso una o dos veces más.

El detergente es otra opción que muchos usuarios consideran. En este caso en especial, debemos decir que sólo tienes que echar unos chorros de detergente para vajillas en la taza del wáter, y luego cerca de un litro de agua caliente para que haga efecto. Dejas reposar aproximadamente durante media hora, y luego tiras de la cadena a ver si el problema se ha terminado.

La lejía es otro método sobre el que los clientes suelen preguntarnos. Se trata de un método también que muchas veces ofrece una solución definitiva. En efecto, lo recomendamos para cuando las opciones anteriores no han terminado de funcionarte. Tienes que vertir cerca de medio litro de lejía en la taza del wáter, y luego una taza de jabón en polvo. Luego abres la válvula, tiras de la cadena, y el atasco debería haber desaparecido para siempre.

Y si nada de lo anterior ha resultado, vamos al método más invasivo pero también al que muchas veces ayuda a deshacernos de estos inconvenientes sin tener que llamar a un especialista en la materia. Se trata del clásico uso de un alambre o una percha. Lo fundamental es que una de sus puntas tenga ciertos dobleces para poder arrastrar la suciedad y deshacer el atasco. Por eso es importante que la parte que tomamos tenga una buena longitud.

Como desatascar un fregadero que esté muy atascado

Lamentablemente, de veza en cuando los fregaderos suelen sufrir atascos, y en ese momento tenemos que tomarnos las molestias necesarias para limpiarlos, aunque en ocasiones la intención de las personas no es suficiente, y requieren de la atención de un profesional.

Muchos colocan tapones coladores en sus desagües o realizan todo tipo de técnicas para evitar estos problemas, pero lo cierto es que de todos modos pueden pasar alimentos o demás sustancias que se adhieren a los muros de las tuberías, provocando atascamientos.

De cualquiera forma, existen algunas técnicas caseras que queremos enseñarte pues consideramos que pueden llegar a ser exitosas en tu vivienda. Esto, para que pruebes suerte en casa antes de llamarnos si la cosa se ha complicado demasiado.

La primera de ellas se encuentra relacionada con el uso de un desatascador de tuberías. Debes tapar el rebosadero de agua, provocan con una bayeta el sistema clásico de bombeo, y generando una succión que permita quitar parte de esa suciedad. Si tienes un elemento succionador en tu casa mejor aún porque evitarás usar otro elemento.

Hay quienes utilizan otras técnicas, como el agua hirviendo, bicarbonato y vinagre. Se trata de una solución económica que podría solucionar tus problemas. Lo que tienes que hacer es quitar el agua estancada del fregadero. Luego debes vertir una taza de bicarbonato en el desagüe, y tras él, dos tazas de agua hirviendo. Esperamos un par de minutos, y echamos una tasa de vinagre. Tras unos segundos, la última taza de agua hirviendo.

Finalmente, el mito de la Coca-Cola, el clásico refresco, para destapar tuberías. Lo que tienes que hacer en estos casos es echar dos o tres latas de la famosa bebida por tus desagües, y dejar que hagan efecto por aproximadamente 15 minutos. Luego de eso debes echar un par de tazas de agua hirviendo. No son pocos los clientes que nos han comentado que este método es útil.

La tecnología en la inspección de tuberías

Muchas veces, cuando los clientes nos llaman a sus viviendas para que realicemos tareas de mantenimiento de sus redes de saneamiento, nos comentan que no cuentan con los planos de la vivienda, y eso podría dificultar las tareas. Sin embargo, eso no ocurre con nuestro equipo de profesionales que posee la última tecnología al respecto.

Lo cierto es que ya hace años que utilizamos equipos de inspección de tuberías por televisión, y otros sistemas de radiofrecuencia gracias a los cuales no tenemos que romper el pavimento ni el cemento de tu vivienda para encontrar las arquetas. Por supuesto, esto te permitirá ahorrar una enorme cantidad de dinero, y a nosotros, de tiempo.

Si nunca has oído hablar acerca de los métodos de inspección con equipos de televisión, tienes que saber que podemos colocar un dispositivo que se envía por las tuberías mediante un robot, con una cámara que registra en imágenes todos los detalles. De esta forma, detectamos cualquier rotura, fisura o atascamiento de desechos de manera rápida y segura.

También disponemos de equipos de ultrasonido, gracias a los cuales podemos localizar la ubicación exacta de las arquetas mediante la emisión de frecuencias. Éstos son perfectos para calcular si las tuberías, o mejor dicho sus muros, están perdiendo espesor.

Desde luego, existen muchísimas ventajas cuando pensamos en usar nuevas tecnologías en la inspección de tuberías, ya que no hay que romper las instalaciones de tu vivienda para llegar a la red de saneamiento, algo que ocurre con los fontaneros menos actualizados.